Las formaciones de GAM están acogidas a la financiación de la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo.

Esto significa que la formación que la empresa realiza con nosotros se puede bonificar. Basta con que la empresa tenga uno o más trabajadores dados de alta en el Régimen General de la Seguridad Social y que esté al corriente de pago. Toda empresa tiene un crédito anual para la formación.

FAQ’S FORMACIÓN PROGRAMADA PARA LAS EMPRESAS

Las empresas disponen de un crédito para la formación de sus trabajadores mediante la aplicación de bonificaciones a la Seguridad Social. La formación financiada a través de estas ayudas – denominada formación programada por las empresas -abarca acciones formativas de las empresas y permisos individuales de formación, y su objetivo es responder a las necesidades específicas de formación planteadas por las empresas y sus trabajadores.

Todas las empresas que cotizan por Formación Profesional, independientemente de su tamaño y fecha de creación, disponen de un crédito para formación de sus trabajadores, con un mínimo de 420 euros.

El crédito disponible para las empresas durante el presente ejercicio se calcula a partir de dos datos: lo cotizado por la empresa en concepto de Formación Profesional en el año anterior y el tamaño de su plantilla, que determinará el porcentaje del importe cotizado al cual tiene derecho la empresa. En cualquier caso nuestro departamento de Administración Pedagógica le puede informar del crédito de que dispone su empresa si antes nos envía la correspondiente documentación, autorizándonos a acceder a sus datos.

Si la empresa ha sido creada en el año en curso, el crédito resultará de multiplicar el número de trabajadores (de acuerdo con el primer boletín de cotización a la Seguridad Social) por 65 €. Si la empresa fue creada en el año anterior (y por tanto no cotizó la totalidad de los meses del ejercicio), se aplicará también esta fórmula para el cálculo del crédito si el importe resultante le es más favorable que el que resulta aplicando el procedimiento general.

Las empresas cuya plantilla sea superior a 5 trabajadores están obligadas a participar en la financiación de los costes de formación de su plan de formación anual (es decir, de la totalidad de los cursos que realice y comunique en la aplicación telemática). Esta aportación se denomina cofinanciación.

La cofinanciación privada varía en función de la plantilla:

  • de 6-9 trabajadores 5%
  • de 10-49 trabajadores 10%
  • de 50-249 trabajadores 20%
  • más de 250 trabajadores 40%

Las empresas de 1 a 5 trabajadores quedan exentas de cofinanciar con sus propios recursos la formación.

Cofinanciación = (coste total de la formación – bonificación aplicada) + coste salarial de los trabajadores formados en jornada laboral.

Todas las empresas que tengan centros de trabajo en el territorio estatal, cualquiera que sea su tamaño o ubicación, que desarrollen formación para sus trabajadores, y que coticen por la contingencia de Formación Profesional a la Seguridad Social.

Todos los trabajadores asalariados que prestan servicios en empresas privadas – o entidades públicas no incluidas en el ámbito de aplicación de los acuerdos de formación en las Administraciones públicas – y cotizan a la Seguridad Social en concepto de Formación Profesional, así como los trabajadores que se encuentran en las siguientes situaciones: Trabajadores fijos discontinuos en los períodos de no ocupación. Trabajadores que acceden a situación de desempleo cuando se encuentran realizando formación. Trabajadores acogidos a regulación de empleo en sus períodos de suspensión de empleo por expediente autorizado. Trabajadores afectados por medidas temporales de suspensión de contrato por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, en sus períodos de suspensión de empleo.

No, las empresas deben garantizar que la formación por la cual se bonifican es gratuita para los trabajadores que participan en la misma.

Dado que no cotizan en concepto de Formación Profesional, los trabajadores autónomos no disponen de crédito para participar en la formación programada por las empresas. No obstante, pueden acceder a los cursos financiados a través de la Formación de Oferta.

Cualquier acción formativa que guarde relación con la actividad desarrollada por la empresa y esté dirigida a la adquisición y mejora de las competencias y cualificaciones profesionales de los trabajadores, y cumpla con los requisitos de duración y límites de participantes establecidos en la normativa.

Las bonificaciones en las cotizaciones de la Seguridad Social podrán aplicarse a partir de la comunicación de finalización de la formación y, en todo caso, con anterioridad a la fecha en que finaliza el plazo de presentación del boletín de cotización correspondiente al mes de diciembre del mismo ejercicio económico.

Estar al corriente en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias y frente a la Seguridad Social. Haber informado a la Representación Legal de los Trabajadores. Haber comunicado el inicio de la formación. Haber realizado la formación. Haber comunicado la finalización de la formación.

Las entidades organizadoras serán las responsables de: Comunicar el inicio y finalización de las acciones formativas. Asegurar el desarrollo satisfactorio de las acciones formativas. Asegurar las funciones de seguimiento, control y evaluación. Asegurar la adecuación de la formación realizada a las necesidades formativas reales de las empresas. Contratar a la entidad de formación acreditada y/o inscrita que imparta las acciones formativas, salvo en el caso de tratarse de la misma entidad. Facilitar a las empresas para las que organicen la formación la documentación relacionada con la organización, gestión e impartición de las acciones formativas. Facilitar a las empresas la información necesaria para la correcta aplicación de las bonificaciones. Someterse y asegurar el desarrollo satisfactorio de las actuaciones de comprobación, seguimiento y control que realicen las Administraciones públicas competentes y los demás órganos de control.

La formación es una de las herramientas clave de que disponen las empresas para mejorar su eficacia y eficiencia.