O cambias o estás muerto

Decía el filósofo que nunca puedes bañarte en el mismo rio, para significar que “todo cambia” constantemente.

Ya no es porque lo diga Heráclito, sino porque lo comprobamos cada día.

Por ejemplo, en el restaurante que comí ayer he comido varias veces. Cada día es diferente. No hay nada igual o pocas cosas. Hablaba con el propietario y me decía que cada día es una historia diferente, unas circunstancias diferentes y que gracias a esos cambios constantes no les coge la rutina. Y que presentar siempre los mismos platos es un suicidio. O el panadero. O el de la fruta del mercado o cualquier otro.

Quizás en el siglo V antes de Cristo había que buscarse ejemplos ingeniosos para demostrarlo, pero hoy en día basta con estar atento a cualquier aspecto de la vida para concluir que TODO, CONSTANTEMENTE, está en proceso de cambio continuo.Incluso muertos las personas cambiamos.

Actualmente, a la que nos descuidamos, devenimos en fósiles inadaptados incapaces de vivir en nuestro mundo.

Desterremos la frase “en mis tiempos”, pues nuestros tiempos son estos en los que estamos viviendo, lanzados a la existencia en un mundo que no para; especialmente en el entorno laboral y empresarial.

Lo que ayer servía hoy resulta obsoleto y, en muchas ocasiones, incluso inconveniente o perjudicial.

Ante esta realidad no caben medias tintas: o nos lanzamos a la misma velocidad para asumirlo, o nos dejamos devorar (apartar) por el cambio; no hay caminos intermedios.

Si quieres vivir, tener éxito, ser feliz, atrévete: CAMBIA

http://metamorphosis.cat/estadios-metamorphosis/estadio-1-o-cambias-o-estas-muerto/